Comisión determina raptores de Baldera fueron ejecutados

sábado, 28 de noviembre de 2009 |

El procurador Radhamés Jiménez recibió el informe.


SANTO DOMINGO. La comisión designada para investigar la muerte de los presuntos secuestradores del joven Eduardo Antonio Baldera Gómez estableció que se trató de una ejecución, porque no se determinó que realmente se produjo un "intercambio de disparos" con la Policía.

Durante una rueda de prensa encabezada por el procurador general de la República, Radhamés Jiménez Peña, recomendó someter a la justicia al teniente coronel de la Policía, Alberto Trejo Pérez, a los mayores Jesús Rafael Tejada Tejada y Franklin Santana Martínez, así como los segundos tenientes José Luis Peralta Valentín y Catalino de Jesús Pérez.

Establece que estos son imputados de homicidio voluntario en perjuicio de los presuntos raptores William de Jesús Batista Checo y Cecilio Díaz (Manuel).

Mientras que recomienda que el alférez de fragata de la Marina de Guerra, Ramirito Dumé Nina, sea puesto a disposición de la justicia, en calidad de alegado cómplice de la muerte de Díaz, al cual recibió vivo de parte de los moradores de la sección Los Conucos de Villa Vásquez.

De igual modo, sugirió que se impongan sanciones administrativas, por haberles mentido a la comisión investigadora, a los sargentos mayores de la Marina de Guerra, Víctor Manuel Féliz Féliz y Edgar López López, así como al marinero Javier José Heredia.

Igualmente hizo entrega de la suma de RD$5,000, devueltos por el alcalde pedáneo de la sección Sabana Cruz del municipio de Villa Vásquez, Lino Socio González Morel, quien manifestó que un coronel presuntamente de apellido García Lebrón se lo había entregado, como una especie de "agradecimiento a favor de las personas que participaron en el apresamiento del finado William de Jesús Batista Checo". El expediente fue entregado por el procurador a la Fiscal de Montecristi, Jacqueline Zapata Santos.

Jiménez Peña acogió en todas sus partes las recomendaciones de la comisión, integrada por el procurador general adjunto, Ramón Arístides Madera, el mayor general de la Policía, Vinicio Hernández Méndez, y la fiscal Zapata Santos.

El informe establece que el hecho de que en el Callejón de los Artiles, de la sección La Baitoa del municipio de Villa Vásquez, haya aparecido sólo un charco de sangre, constituye una evidencia de que en ese lugar sólo se produjo la muerte de Cecilio Díaz, lo que descarta la posibilidad de que en ese sitio haya muerto Batista Checo, "lo que significa que no es cierta la versión ofrecida por los integrantes de la patrulla de la Policía Nacional, en el sentido de que en la muerte de ambos secuestradores se produjo un intercambio de disparos". Dice que ambos murieron en lugares distintos.


De Federico Méndez / Redactora Senior
Fuente: diariolibre.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Cargando...