Dominicano pasa 18 años preso por crimen que no cometió

viernes, 13 de noviembre de 2009 |


NUEVA YORK._ Explotando en un incontenible llanto y abrazándose fuertemente a sus familiares más cercanos, después que el juez John Cataldo de la Corte Suprema de Manhattan ordenara su descargo, el dominicano Fernando Bermúdez no pudo controlar la emoción, reafirmando su declaración de inocencia de hace casi dos décadas.

Tuvieron que transcurrir 18 años, tiempo que el inmigrante criollo que en 1992 fue condenado por un asesinato que no cometió, pudiera saborear una libertad, que por “error” del sistema, se le coartó y que en la mañana de este jueves 12 de noviembre, fue enmendado por el juez.
Bermúdez, padre de tres hijos y que emigró a los Estados Unidos traído por su padre cuando era pequeño, fue devuelto a la cárcel y esposado para la fase final del proceso. El crimen del que se le acusó y por el que injustamente se le condenó, fue perpetrado contra el afro americano Raymond Blount que entonces tenía 16 años de edad.
Largas investigaciones, testimonios de otros testigos y pruebas que documentaron su inocencia, avalaron la decisión del juez.

A pesar de que se esperaba que el magistrado ordenara un segundo juicio a favor de Bermúdez, decidió acoger la petición del abogado del dominicano – Barry Pollack – que pidió que la corte desestimara los cargos y liberara de inmediato al criollo.

El fiscal adjunto Mark Dyer dijo que no está de acuerdo con la decisión y anunció que la fiscalía estudiará apelar la sentencia.
“Encuentro por la evidencia clara y convincente que el demandado ha demostrado su inocencia real”, dijo el juez Cataldo en su veredicto de 78 páginas, deseando a Bermúdez y su familia, un futuro mejor.

El caso fue desestimado por varios factores entre estos que un testigo cooperador de la fiscalía mintió en la corte y a otros testigos se les permitió “identificar” a Bermúdez en una ficha policial como el supuesto asesino.

El ex reo sólo atinó a decir. “Gracias, gracias” y el llanto se apoderó de sus emociones. Bermúdez tiene tres hijos de 18, 8 y 3 años de edad con la señora Cristal Bermúdez de 35, quien dijo que las familias de la víctima y de su esposo, sufrieron por igual.
Los fiscales explicaron que los parientes del asesinado, se mudó de Nueva York hace algunos años. Pero aunque fue liberado de ese caso, Bermúdez se podría enfrentar a una sentencia de 27 meses en un caso federal por drogas que data de 1991.

Se dijo que el homicida de Blount podría ser un narcotraficante que también residía en el Alto Manhattan.

Fuente: Diariolibre.com.do Exclusivo para www.cibaodigital.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Cargando...