Don Omar dejó plantado al Torito, a su público

domingo, 1 de noviembre de 2009 |



SANTO DOMINGO. Héctor Acosta acosta y su público se quedaron esperando a Don Omar en su concierto “Simplemente El Torito”. El artista no apareció, ni el propio Torito se refirió a su ausencia durante su oferta musical que presentó la noche del pasado sábado en el Teatro La Fiesta del Jaragua.

Se trató de una falla por parte de Héctor Acosta, por lo menos referirse a la ausencia del reguetonero boricua, pues su presencia se vendió para este show. De hecho, el público que llenó a toda capacidad el recinto se quedó esperando, salió desconcertado, mucha gente comentó que se les había faltado el respeto que no se presentaran las debidas excusas, o que se explicara de la ausencia del artista.

A las 11:30 de la noche la gente tuvo que abandonar el salón y ese era el comentario de todo el que salía de la sala.

Versiones que no convencen

Traté de indagar cuál fue la razón por la que Don Omar no subió a escena. Por ejemplo, el periodista Samir Saba, encargado de relaciones públicas del show, nos contó que Don Omar estaba alojado en el Hotel Hilton y que “tenía una fiebre muy alta que le imposibilitó venir”. Luego llamé a David Mella, quien trabaja con Héctor Acosta y no supo que constestar, me puso en el teléfono a un amigo y la verdad que no entendí, me quedé en el aire.

Los imprevistos suceden, pero lo que más me extrañó fue que ni siquiera el propio Héctor Acosta se refiriera al tema y prefirió ignorar el hecho. Algo extraño, porque si Don Omar estaba enfermo eso la gente lo entendería. Guardar silencio siembra muchas dudas.

Don Omar estaba en Casa de Campo

En su cuenta de Twitter, Don Omar, en su último comentario hecho hace 14 horas, refiere lo siguiente: “helicóptero con daños mecanicos en la capital, ahora si no voy a poder llegar a tiempo”. Más abajo en un comentario colgado hace 15 horas comentó: “aun esperando a que llegue el helicoptero a recogernos…estamos super tarde para el ensayo”, dijo mientras estaba en Casa de Campo en un almuerzo.

El único comentario que hace referencia a su estado de salud lo hizo el viernes en la popular red social: “no me siento nada de bien, pero tengo que salir para DR al concierto de mi amigo Hector Acosta..voy de camino al aeropuerto. Estoy super enfermo, no me puedo ni levantar de la cama . “5:11 AM Oct 30th from mobile web. No me siento bien…parece que me voy a resfriar…cuidense todos..disfruten el tema..buenas noches a todos..HASTA ABAJO ES UN TEMA PARA TI”. Ver la cuenta de Don Omar en Twitter: http://twitter.com/officialidon

Como pueden observar en su último comentario, lo único que señaló, desde su teléfono celular era que el helicóptero que lo traería de regreso a Santo Domingo estaba dañado…

Sobre el concierto.

Héctor Acosta es un artista que ha sabido ganarse el aprecio de la gente. Convocó a su gente y le respondieron de forma extraordinaria.

El show se inició como a las 9:30 de la noche, allí apenas se podía caminar. La producción de René Brea tuvo elementos atractivos y flojos. Héctor hizo un merecido reconocimiento a José José, a la música mexicana que le quedó muy bien, en este segmento apelaron al uso masivo de música secuenciada.

El guión del show incluyó segmentos con la participación de un cuerpo de baile que le daban más fuerza a la presencia de Acosta.

Hubo momentos que atraparon al público. Uno que trajo a la memoria de todo el que estaba ahí a figuras del merengue que se destacaron, que impusieron un estilo. Las imágenes provocaron hilaridad mientras Héctor comentaba de su paso por la música, fue una muy buena sátira.

Otro punto a favor de la producción fue el tributo que Acosta le rindió a Johnny Ventura. Como siempre, cada vez que el Caballo Mayor sube a escena no hay quien pueda con el. Comenzó con “Yo soy el merengue” y a pocos minutos se integró el cuerpo de baile para darle más calor a la noche. Ya hacía rato que muchas parejas habían improvisado lugares para bailar.

Después de eso, la producción se vino al bajo, pues el tema que daba continuidad era un tributo a Dios y ese no era el momento para eso, debió colocarse en otra parte del guión.

Posteriormente llegaron Rakim y Ken Y, allí la se enderezó el show y retomó su senda. Los jóvenes, junto a los cuales Héctor grabó gozan de popularidad y saben conectar el público.

Después El Torito asumió lo que quedaba. En general la propuesta fue aceptable, salvo los detalles señalados, aquello fue un vacilón con su gente.
Fuente:

http://www.severorivera.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Cargando...