Familia paralítica de Salcedo clama ayuda

viernes, 16 de diciembre de 2011 |


La madre fue cancelada del liceo de Monte Llano supuestamente por ser "perredeísta"
SALCEDO.- Todos los miembros de la familia Pérez, nativa de Monte Llano, es paralítica. Se compone del padre Juan Francisco Pérez de 60 años, y los hijos Lidia de 34, Argelio de 18 y Lidia Zuleika de 23.

El varón se graduó de bachiller y aunque ha dado ejemplo de superación, no ha podido encontrar trabajo por su condición física.

La madre, que no padece de la enfermedad, fue cancelada como conserje del liceo del paraje por su supuesta militancia perredeísta.

Lidia Pérez explicó que la enfermedad que la aqueja al igual que a su papá y hermanos es producto de un extraño líquido con el que nacen y se les riega en el cuerpo inutilizando sus miembros motores.

Por años se mantienen postrados en sillas de ruedas que les fueron donadas por instituciones no gubernamentales, pero su situación económica mantiene la familia en la miseria extrema.

Han recibido promesas de entidades públicas y privadas, aspirantes a posiciones electivas, funcionarios estatales y políticos electos, "pero hasta ahora...nada".

Lidia dice que los que les prometen volver con ayudas desaparecen como por arte de magia y no vuelven a acordarse de que los Pérez existen.
La señora Pérez, casi ahogada en sollozos, dijo que están desfraudados y frustrados por las promesas incumplidas. "Vienen sólo a hacer fotos con nosotros para la prensa y después desaparecen", añade Lidia en referencia a muchos de los políticos que se han acercado a la familia.

Para poder sobrevivir la familia Pérez requiere de un tratamiento muy costoso que es prácticamente un sueño, porque ni siquiera tienen con que transportarse a centros médicos, donde deben recibir terapias recomendadas por galenos que les han atendido.

Esta es una de las tantas ocasiones en la que los Pérez claman por ayuda, recordando que sus hermanos no pudieron entrar a la universidad por la misma enfermedad, perdiendo toda esperanza de ayudarla a ella y a su padre. "Yo aspiraba a ser estilista, Argelio, ingeniero y Lidia Zuleika también quería trabajar en belleza, pero todos son sueños truncados", añade.

Concluyó diciendo que si no es por una hermana que vive en Montecristi y que cuando puede les lleva 25 libras de arroz y otros artículos, ya hubieran muerto hambre.

La madre, única miembro de la familia que no padece la enfermedad y quien trabajaba como conserje en el liceo de Monte Llano, fue cancelada, acusándola de simpatizar con la candidatura de Hipólito Mejía.

Aún con su frustración y desesperanza, esperan que el gobierno y las instituciones privadas se acurden que en Monte Llano existe una familia que clama por ayuda para sobrevivir y que como dominicanos son parte de un país que debe ser mejor pero para todos.


De Miguel Cruz Tejada

0 comentarios:

Publicar un comentario

Cargando...