Hombre mata a su padre por 500 pesos

jueves, 8 de diciembre de 2011 |


El autor del crimen, de 24 años, alegó que el autor había sido un delincuente

SANTO DOMINGO.- Fue apresado ayer un joven de 24 años acusado de matar el pasado martes a su padre, un sargento policial, en medio de una discusión por 500 pesos, y luego simular que un delincuente se presentó a robar al patio de la residencia, ubicada en la calle Gardenias, número 8, Palma Real, sector Los Girasoles, del esta capital.


Omar Guzmán Polanco, quien admitió que su padre Porfirio Guzmán Rojas, de 53 años, resultó herido en medio de un forcejeo que sostuvieron tras una discusión, ya que el hoy occiso le reclamaba sobre la suma de 500 pesos, que le había entregado para que le echará combustible a una camioneta Nissan, gris, placa L033486, de su propiedad.

Dijo que su padre le manifestaba que no era cierto que le había echado los 500 pesos de combustible.

El señor Guzmán Rojas falleció 24 horas después de ser internado en el Hospital General de la Policía.

Narró que tras producirse el hecho procedió a tomar el revolver Taurus, calibre 38, propiedad de su padre, y la canana, las cuales tiró en distintos lugares.

Explicó que posteriormente entró a la habitación de la vivienda y buscó la escopeta Mossberg, calibre 12, número L226621, la cual tiene asignada un hermana de crianza del hoy occiso, segundo teniente retirado Manuel Emilio Sono, y realizó dos disparos y empezó a vociferar "un ladrón, un ladrón", con la finalidad de construir una escena del crimen diferente a lo que realmente había sucedido.

El suceso se registró la mañana del pasado martes en la referida dirección, alegando en ese momento el detenido que el autor del crimen fue un hombre de tez blanca, de unos 5 pies y 8 pulgadas de estatura, sorprendido por su padre en el patio de la residencia.

Dijo que el desconocido le manifestó a su padre, quien paseaba el perro, que le entregara el dinero y el arma que portaba, un revolver Taurus, calibre 38. Alegó que observó la situación desde la cocina de la casa, donde tomaba café.

En esa oportunidad dijo que al percatarse de esa situación corrió a la habitación, para buscar la escopeta Mossberg, calibre 12, número L226621, pero que cuando regresó ya el desconocido había propinado un balazo a su padre y que le registraba los bolsillos, teniendo en sus manos el referido revolver y una pistola.

Alegó que en esa circunstancia el desconocido emprendió la huida por el callejón del patio de la casa, procediendo a dispararle en dos oportunidades, desconociendo se había impactado al agresor.

La versión ofrecida por el detenido resultó incoherente, por lo que los investigadores centraron las pesquisas en torno a su persona, dando como resultado su declaración de culpabilidad, alegando que todo sucedió en medio de un alegado forcejeo.

El detenido será sometido a la justicia en las próximas horas, para que se le conozca medida de coerción.


De Diario Libre

0 comentarios:

Publicar un comentario

Cargando...