Ministro brasileño anuncia muertes "inevitables"

viernes, 16 de diciembre de 2011 |


"Este verano van a morir personas a causa de las lluvias, y también el próximo", dijo Aloizio Mercadante, responsable de la cartera de Ciencia, Tecnología e Innovación. Es por los deslizamientos en diversas zonas del país

El funcionario compareció ante el Senado en Brasilia y afirmó que el Gobierno no tiene manera de evitar las tragedias que se suceden año a año cuando las precipitaciones anegan los morros de su país.


No hay un sistema para "impedir víctimas", admitió Mercadante, ni aunque el Cemaden(Centro de Monitoreo y Alerta de Desastres Naturales) funcionara las 24 horas, una medida que se esperaba para noviembre, pero que aún no ha sido puesta en práctica, según publica este viernes el diario Folha do Sao Paulo.

"Lo que estamos haciendo es disminuir el impacto de los climas extremos, que se están agravando", informó ante los representantes de la cámara alta. La información básica que necesita tener el Cemaden, un mapeo detallado de las zonas de riesgo que presenta cada municipio brasileño, está demorada. El Gobierno trabaja entonces en aceitar las comunicaciones de alertas de desastres para salvar la mayor cantidad de vidas posibles. Pero no parece ser una tarea en la que el ministro esté en condiciones de garantizar nada.

"No queremos crear ningún tipo de ilusión. No hay como impedir [muertes], especialmente los deslizamientos, en los que tenemos apenas entre dos a seis horas para mudar a toda una comunidad, una favela, un barrio entero. No tenemos tradición, no tenemos estructura y no tenemos la movilidad necesaria para eso", sostuvo Mercadante.

La principal dificultad es la falta de geólogos para realizar los relevamientos en las zonas de riesgo. Hay 251 ciudades catalogadas como "críticas" en todo Brasil, de las cualessólo el 20% tiene hecho el mapeo geológico, y apenas 35 han sido incorporados a la base de datos del Cemaden.

Este organismo realizó un concurso para encontrar profesionales dispuestos a realizar el trabajo, pero no se presentó ninguno, explicó Mercadante en Brasilia. El motivo es que la oferta salarial que reciben de sectores como la minería o el petróleo son mejores: "Tienen mejor paga y [en la opción estatal] se imaginan subiendo a un morro para ver pobres en las áreas de deslizamiento. No hay como competir".

El macabro cuadro se completa con la precaria situación en la que se encuentra el servicio de Defensa Civil. Fernando Bezerra, ministro de Integración Nacional, quien señaló que los casos en que el sector ha mejorado son excepcionales. Entre ellos, mencionó al estado de Santa Catarina, donde se encuentra la turística Florianópolis, región que sufrió una de las tragedias más recordadas cuando se deslizó el morro de Mariquinha en 2008.

La inversión del gobierno de Dilma Rousseff en esta área alcanzó los 132 millones de reales en obras de drenaje y 120 en estructuras para contener los deslizamientos,además de concientizar a la población mediante simulacros de desastres en 12 ciudades de riesgo.
Fuente:Infobae.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Cargando...